Los debates que dejó el 34° Encuentro

Miércoles, 20. Noviembre 2019
34° Encuentro NAcional de Mujeres

Hace un mes, más de cien mil mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries copamos La Plata. Más allá de la lluvia, los talleres colmados, la cantidad de actividades desarrolladas por fuera y la marcha multitudinaria, dieron cuenta de la vigencia del espacio y de la importancia de sostener su realización sin rupturas, con todos los debates a seguir dando en la comisión organizadora contra las organizaciones que se resisten a ponerlo a tono con las necesidades políticas, organizativas y hasta de denominación, de un movimiento que ha crecido notoriamente a nivel de masas, siendo legítimamente parte amplios sectores en lucha, como el colectivo LTTBNb, las originarias, las afro y migrantes entre otros. Aspectos no menores que continuaremos desarrollando de cara a San Luis 2020.

De los ejes que se desarrollaron en La Plata, vamos a detenernos en un debate que ya está teniendo eco en la disputa por la orientación política del movimiento de mujeres y feminista respecto a la coyuntura que se viene, y es cómo vamos a enfrentar la crisis económica y social que, por su magnitud y profundidad, no se acabará luego del 10 de diciembre. Al respecto, hay posturas que se van perfilando entre llevar al movimiento al pacto social y la tregua que propone Alberto Fernández, o por el contrario continuar afilando su lado combativo para seguir avanzando en las calles por todos nuestros derechos, postura sobre la cual se para nuestra organización. Porque nunca nadie nos regaló nada y todo lo conseguimos luchando.     

En medio de la brutal crisis que estamos atravesando, lo que prometía ser un Encuentro cargado de lucha contra el macrismo en una provincia arrasada por el ajuste, la desocupación y el hambre, dejó gusto a poco en este sentido. Esto no fue casual. Hay que tener en cuenta, por un lado, la dispersión en medio de la contienda electoral, y por otro, que la mayoría de las fuerzas de la Comisión Organizadora se alinearon con Fernández y su llamado a planchar la situación política. Post PASO, con la contundencia del rechazo a las políticas del macrismo cosechada por el Frente de Todos, estas fuerzas fueron de “festejo”, yendo a contramano de la necesidad de construir un Encuentro combativo que aproveche su masividad para aportar a la lucha contra el ajuste, el FMI y la crisis sabiendo que somos uno de los sectores que más sufre sus consecuencias.

Nuestro Partido contrariamente a esta postura, apostó a llevar a los talleres y a las calles de La Plata, la fuerza piquetera de las trabajadoras ocupadas y desocupadas que dieron pelea todo el año, enfrentando en la calles el ajuste de Macri y el FMI, configurando un ejemplo de lucha valioso para cientos de compañeras. Fuimos a fondo con los debates desde un programa claro contra el ajuste, el hambre, la desocupación, la precarización laboral y por el aborto legal, entre otras reivindicaciones; proponiendo un programa de emergencia parar salir de la crisis y planteando el no pago de la deuda externa y cortar con el FMI, levantando la puesta en práctica de los métodos piqueteros como puntos básicos de una salida popular y de fondo a los padecimientos que sufrimos las mujeres, diversidades y el conjunto del pueblo trabajador. En ese sentido realizamos un importante acto frente a Casa de Gobierno Provincial bajo la consigna “Las elecciones pasan y el hambre queda”, junto a otras organizaciones del Frente de Lucha, marcando a los responsables políticos de la crisis y nuestras problemáticas, alentando a barrer con las políticas fondomonetaristas siguiendo el camino de los pueblos de Latinoamérica que se alzan y rebelan en las calles contra el imperialismo.

De esta manera alentando vientos de revolución en este Encuentro, aportamos a la construcción de una propuesta rebelde y combativa para reagrupar al movimiento de mujeres y feminista en pos de no acatar el llamado a abandonar la pelea callejera para conquistar nuestros derechos. Por este camino y con la fortaleza que nos llevamos de La Plata, tenemos que seguir creciendo y compartiendo estos debates en cada lugar de trabajo, barrio y estudio sumando brazos a la construcción de un partido revolucionario, para ser cada vez más quienes apostamos a terminar con toda forma de explotación y opresión. 

Llegamos hasta acá enfrentando grandes desafíos y llenándonos de aprendizajes colectivos, sigamos luchando para que nadie le ponga la tapa a este enorme movimiento de mujeres y feminista que tiene mucho por conquistar. Derechos urgentes como el aborto legal, el aumento de presupuesto para batallar contra la violencia, los femicidios y transtravesticidios, enfrentar la desocupación y precarización que día a día empeoran nuestras condiciones de vida, no pueden esperar.

En algunas provincias ya comenzó a organizarse la marcha para próximo 25 de noviembre, Día de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres y estos debates que expresamos ya están presentes. Vamos con todo, ni un paso atrás con nuestro grito: Ni una Menos el Estado y los gobiernos son responsables. Plata para nuestros derechos no para el FMI. Aborto legal ya.

La Plata por el Aborto Legal Ya. No damos tregua

Fue notorio cómo la contienda electoral planchó la lucha este año, a pesar de los esfuerzos que hicimos para seguir en las calles. Pero en La Plata, el grito por aborto legal, seguro y gratuito fue masivo. Alberto Fernández ya tomó nota de las exigencias del movimiento y de que la “mecha está corta”. Esto es lo que lo llevó a cambiar sus declaraciones durante el año respecto a la legalización del aborto: primero refirió que había que esperar; después que había que ir solo por la despenalización -postura que llevó el Frente de Todos al Encuentro y a la que le dimos batalla-; hasta declarar recientemente en México que el aborto es un problema de salud pública. Si bien parte del movimiento de mujeres y feminista lo votó auspiciando que se concrete este derecho, alertamos que el camino a seguir, no lo allana las especulaciones políticas de Alberto Fernández, sino nuestra lucha en las calles como quedó demostrado el año pasado. Recordamos que fue el millón de personas en las calles lo que habilitó que hoy nuestro derecho esté legitimado y no las negociaciones políticas por arriba que tanto tientan a parte de las fuerzas que componen la “Campaña” por el aborto legal. Ante el ajuste y un sistema de salud público colapsado, a gobernadores provinciales como Manzur en contra de la legalización, a un Congreso reaccionario, y a los acuerdos del próximo gobierno con la iglesia católica y la evangélica para contener la miseria en las barriadas, no dar tregua tiene que ser parte de la apuesta callejera de la marea verde, si queremos aborto legal ya en el sistema de salud público en todo el país. Con este debate fuimos a La Plata y seguiremos en las calles también por la efectivización de Educación Sexual Integral, laica y científica en todas las escuelas del país, como exige una juventud que llegó al movimiento de mujeres y feminista para quedarse y que fue parte de este Encuentro.   


Julia Quinteros

Publicado en: 
Miércoles, Noviembre 20, 2019 - 17:30

Notas relacionadas

  • Un contexto de crisis y el tercer contendiente

    En Chile, el hartazgo popular estalló dejando al desnudo las consecuencias de un modelo ultraprivatista impulsado casi sin matices por todos los gobiernos posteriores a la dictadura.... Ver más

  • Carlos Chile

    El 2 de diciembre, joven aún, falleció el compañero Carlos Chile, nombre con que lo conocíamos todos y que aludía a su nacionalidad chilena de origen.

    Era el actual Secretario de... Ver más

  • Berni y la mano dura

    Los sucesos protagonizados por el secretario de Seguridad Sergio Berni dan cuenta de las contradicciones del kirchnerismo entre el relato y los hechos. Tres actos lo tienen como protagonista, y... Ver más