UBA | Afirmar la lucha contra el ajuste

Miércoles, 10. Octubre 2018
universidad

El movimiento estudiantil universitario hizo un gran aporte a la lucha popular en los últimos meses. No sólo se sumó a la pelea contra el ajuste macrista, sino que lo hizo retomando su mejor tradición de lucha, con las asambleas, la movilización callejera y las tomas.

El detonante de esta aparición fue el conflicto salarial docente, en el marco de las disputas entre gobierno y CIN por la asignación de presupuesto. Algo similar había ocurrido en el 2016; sin embargo, en aquella oportunidad, los estudiantes dieron por finalizada su intervención con el cierre de la paritaria y con el acuerdo entre rectores y gobierno. Esta vez fue distinto. Condadu y Fedun aceptaron la vergonzosa propuesta de 25% de aumento quitándole fuerza al paro. A su vez, para esa altura, los rectores mostraban prudencia en virtud de un posible acuerdo en los números del presupuesto 2019, hoy puesto en cuestión. Y si bien estos elementos incidieron en la movilización estudiantil, la combatividad del mismo se puede medir en las conclusiones políticas que viene elaborando.

La pelea en la UBA: Medicina y Sociales

Al igual que en otros puntos del país, la movilización en la UBA acompañó el reclamo docente, pero con un ritmo y una identidad propios. Sin embargo, no fueron las demandas específicamente estudiantiles las que alentaron ello. No porque no las haya: en la mayoría de las facultades hay carencias edilicias que arrastran años. Pero fue una motivación política lo que empujó a los estudiantes a la lucha: la convicción de que para sostener la universidad pública hay que derrotar el pacto Macri-FMI.

Por supuesto, en el grueso del movimiento esta idea no se manifestó con tanta claridad. Aparecieron mediaciones ligadas a la realidad de cada sector. Así, por ejemplo, en Medicina la lucha por la educación se entrelazó con la defensa de la salud pública. Luego de semanas de intensa movilización -que incluyó un histórico pernocte previo a una marcha-, las elecciones de Centro de estudiantes sirvieron para balancear las conclusiones del caso. El triunfo de la Lista 8 -integrada por las agrupaciones combativas de la facultad-, desplazando a Nuevo Espacio-Franja Morada dio cuenta de ello.

El triunfo de la Lista 8 en Medicina es una victoria de los que luchan por la educación y la salud públicas. Pero además tiene un alcance mayor. Es la primera derrota de quienes en la UBA, abierta o silenciosamente, se apoyan en la alianza Cambiemos. Estos sectores son los que impulsaron, en la primera mitad del año, el “golpe de mano” contra la FUBA. Aprovechando la parálisis de la Federación, Franja Morada con sus aliados del socialismo y el peronismo se autoproclamaron dirección de la misma, jugada que contó con el aval del Consejo Superior de la UBA y medidas administrativas del Rectorado. La movilización de los últimos meses marcó una tendencia distinta y sienta las bases para dar vuelta dicha maniobra.

En el mapa electoral, van a definir las facultades que protagonizaron la pelea. En este sentido, puede ser decisivo lo que pase en Sociales. La actual conducción de su Centro, la UES, expresa a una fracción del peronismo que hizo todos los arreglos posibles con el radicalismo y el PRO, en sintonía con el rector Barbieri. Viene muy golpeada por las denuncias a sus dirigentes por violencia de género, pero sobre todo por su línea de disolver la movilización. Un triunfo del combativismo en Sociales afianzaría la tendencia en alza del movimiento estudiantil y su confluencia con el resto del pueblo en lucha.

Sin sectarismo y teniendo siempre claro el blanco principal, este debate incluirá la polémica con el kirchnerismo y el filokirchnerismo, movilizado en contra del macrismo pero volcando sus esfuerzos al recambio electoral de 2019. La magnitud del ajuste en curso obliga al pueblo a hacer mayores esfuerzos de lucha, y eso incluye al movimiento estudiantil.

Es necesario, entonces, recuperar el Centro de estudiantes para que el movimiento estudiantil esté en mejores condiciones de hacer su aporte a la situación general. Hay que luchar por una lista unitaria con la participación de los estudiantes movilizados, en torno a un programa que se plantee la lucha por la defensa de la Universidad pública, la derrota del pacto Macri-FMI y la unidad con los trabajadores para la rebelión popular, hacia la conformación de un gobierno provisional que tome medidas de fondo en favor de las grandes mayorías.

Facundo Palacios

Publicado en: 
Miércoles, Octubre 10, 2018 - 19:15

Notas relacionadas

  • El 27 de julio se cumplen 39 años de la “Noche del Apagón” en Ledesma, donde fueron secuestradas más de 400 personas por parte de la dictadura en complicidad con los Blaquier. El 22/23 de julio,... Ver más

  • Desde principios de este año ya fallecieron cinco personas por dengue: dos en Capital Federal, dos en Salta y una en Chaco. En algunos de estos casos se leyó en los medios de comunicación que... Ver más

  • Con la presencia de delegados de las diferentes regionales del país, se realizó en Buenos Aires una nueva reunión nacional de CUBa MTR MIDO. En la misma se debatió sobre la situación política por... Ver más