La lucha de los maestros en Colombia

Jueves, 8. Junio 2017

Reproducimos a continuación la nota que recibimos en no transar desde Colombia enviada por los compañeros de la Corriente Nacional Nuevos Maestros por la Educación, protagonistas del conflicto docente en ese país.

En medio de un país convulsionado por constantes paros de diferentes sectores, en respuesta a las políticas neoliberales y la fuerte corrupción que han destruido la economía nacional, profundizando el saqueo de recursos, la destrucción de territorios y comunidades, el magisterio colombiano entra en cese de labores.
Una vez iniciadas las negociaciones dentro del marco legal colombiano, el Gobierno de Juan Manuel Santos no ha dado salidas concretas a las peticiones de los maestros que tiene dos bloques básicos: la defensa de la educación pública financiada y administrada por el Estado y los derechos laborales del magisterio. Tanto la educación pública, como el saneamiento básico, agua potable y la salud son financiados por el llamado Sistema General de Participaciones – SGP, que con lo determinado en la Constitución Política de 1991 se garantizaba un 46% de los Ingresos Corrientes de la Nación- ICN, en el año 2001 y 2007 se hicieron reformas a constitucionales que llevaron a la disminución año tras año de estas asignaciones, entre el 2001 al 2016 se redujo al 26,1%, creando un gran déficit fiscal, que hace que este año no se garantice los recursos para terminarlo y para el año entrante la crisis se profundizaría.
El magisterio colombiano radicó un pliego desde el 28 de febrero, posteriormente se instaló mesa de negociación donde no se concretaron avances significativos. El 12 de mayo se inició el Paro Nacional del Magisterio, donde en medio de una gran movilización de los docentes, cerca de un 90% de los 320 mil docentes han acudido al llamado de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación - FECODE, con un gran despliegue de creatividad, miles de docentes de lo rural han llegado a las cabeceras urbanas donde se concentran y se movilizan para unirse a las movilizaciones en las grandes ciudades haciendo sentir su voz de protesta, pues no sólo los afecta los bajos salarios, las dificultades para ascender en el escalafón, para capacitarse, el pésimo servicio de salud, sino las pésimas condiciones para tener una educación de calidad: hacinamiento, falta de infraestructura, material pedagógico, recortes al restaurante y transporte escolar, estas dificultades las sienten los niños, jóvenes y sus familias, lo cual ha generado un importante apoyo de las comunidades.
Ante toda esta problemática los gobiernos locales alcaldes y gobernadores han expresado al Gobierno Nacional su preocupación por la profunda desfinanciación de la educación, la salud, el saneamiento básico y agua potable.
En Colombia los maestros están contratados bajo dos regímenes que ha generado
divisiones entre estos, donde muchas veces el gobierno atiza para no permitir fortalecer sus luchas, por un lado un están los contratados bajo el decreto 2277 de 1979, que gozan de estabilidad y movilidad en el escalafón, pero con salarios más bajos a los maestros vinculados bajo el decreto1278 de 2002, que están sometidos a un sistema de evaluación punitivo que afecta la estabilidad y limita el ascenso en el escalafón; uno de los puntos reivindicativos del pliego es la derogación de una serie de decretos y la unificación en un solo Estatuto Único de la Profesión Docente.
La respuesta del gobierno de Juan Manuel Santos ha sido de total negligencia reconociendo la crítica situación, pero lleva a la mesa de negociación propuestas que no dan salida al pliego de los docentes, particularmente a la exigencia de una reforma estructural que asigne los suficientes recursos para garantizar la educación como derecho fundamental en condiciones dignas.
A punto de completar un mes de este paro, sin ninguna salida, el gobierno pretende desmovilizar los maestros por varias vías, desinformando, desprestigiando, coaccionando y amenazando con tomar medidas, como lo ha afirmado la ministra de educación, quien ha mostrado menosprecio a las grandiosas movilizaciones qué hoy se desarrollan en todos los rincones de Colombia.
El magisterio ha respondido con firmeza manteniéndose en el paro de manera comprometida y activa.

Martha Rocío Alfonso Bernal
Coordinación Corriente Nacional Nuevos Maestros
por la Educación
Dirigente sindical

Publicado en: 
Jueves, Junio 8, 2017 - 16:30

Notas relacionadas

  • Las milicias kurdas del YPG-YPJ (Unidades de Defensa del Pueblo- Unidades de Defensa de Mujeres), con apoyo de las tropas peshmergas, han liberado totalmente la ciudad de Kobane. Las mujeres y los... Ver más

  • A un año de Ayotzinapa

    El 26/9 se cumple un año de la desaparición de los 43 estudiantes en Ayotzinapa.
    En Capital Federal, junto a la Asamblea de Mexicanxs en Argentina el 25/9 se realizará una concentración... Ver más

  • De Macri a Temer Vecinos y cercanos en el proyecto

    El presidente de Brasil salió a buscar fuera de su país el apoyo que le falta adentro. No solo por los resultados de las últimas elecciones municipales el 2/10 que terminaron de hundirlo sino que... Ver más