Editorial

Tras las elecciones, un Macri sin maquillaje y a cara descubierta - Macri y Cambiemos, van por más

Montado en el resultado electoral el gobierno profundiza el ajuste. El triunfo en las cinco provincias más determinantes y el casi 42% de los votos obtenidos nacionalmente, obraron como señal esperada para avanzar hacia las reformas estructurales, a la par de una pretendida fortaleza institucional que le permitiría, soñar anticipadamente, con una futura reelección. La idea de no volver al pasado volcó en favor de Cambiemos el voto mayoritario, aún en lugares inesperados como la provincia de Buenos Aires o La Rioja.

Para vencer la resistencia a un nuevo ajuste I Macri va en busca de respaldo político

Para vencer la resistencia a un nuevo ajuste I Macri va en busca de respaldo político

El gobierno aspira a una mayor ventaja electoral que la obtenida en las PASO. Persiste en polarizar con Cristina Kirchner e inclinar la balanza a su favor en Santa Fe y Buenos Aires principalmente, como parte de una estrategia que le dio resultados y que, de ratificarse, le permitiría contar con el apoyo inicial en las cinco provincias más gravitantes del país. Los resultados en las elecciones a gobernador en la provincia de Corrientes abonan en ese sentido.

Algo más que una grieta

La desaparición de Maldonado

Tras las primarias | Más ajuste, la misma lucha

Editorial

Finalmente, llegaron las PASO y allí están los resultados. La consagración de Cambiemos en 10 provincias, la proyección en otras y algunos casos puntuales como los triunfos en San Luis y Neuquén, lo posiciona con cierta comodidad para octubre. Un crecimiento a costa de una dirección peronista cuestionada, colaboracionista y dividida. La polarización con Cristina quedó reducida a la provincia de Buenos Aires esencialmente, donde ninguna de las dos fuerzas estuvo por encima de los votos obtenidos en 2015.

El escenario principal está en la calle

Macri llegará a octubre sin poder mostrar resultados concretos de sus dos primeros años. En estos días la cotización del dólar por encima de $17 determinó automáticamente el alza en los combustibles -7,2% en nafta y 6% en gasoil-, colocando al país en el segundo lugar en el continente que paga la nafta más cara.

De la bronca popular a la rebeldía

Pobreza y desocupación, una perspectiva de vida

Por una nueva oleada de luchas populares

La escenificación de una política derrotada

 

Parazo, piquetes y lo que puede venir

Es indudable la contundencia del paro nacional. Desde el inicio fue paralización total y adquirió luego carácter activo con los cortes y movilizaciones que le imprimió el combativismo y la izquierda en puentes y rutas de diversos puntos del país.

La ‘gobernabilidad’ en falsa escuadra

Masivo acto de la CGT con ajuste de cuentas incluido

La intervención popular escollo principal del ajuste

Las primeras grietas de una reactivación postergada

Suscribirse a RSS - Editorial