Palestina libre, capital Jerusalén

Miércoles, 20. Diciembre 2017

Una nueva provocación del imperialismo norteamericano contra el pueblo palestino sucedió hace pocos días cuando Donald Trump anunció que la Embajada de los EEUU sería trasladada de su actual emplazamiento en Tel Aviv a Jerusalén.
De esta forma, el gobierno de Trump reconoce, igual que sus antecesores, que la capital del Estado Israelí es Jerusalén, lo que implica un flagrante atropello al estatus de ciudad compartida entre palestinos e israelíes contemplado en las resoluciónes de la ONU. El estatus de ciudad compartida tiene su origen en una partición del territorio de usurpaban los británicos en las tierras palestinas y se encontraba bajo el yugo colonial, esta resolución fue aprobada por la Asamblea General de la ONU el 29 de noviembre de 1947, en la que se establecían dos Estados, uno árabe y otro judío, quedando la ciudad de Jerusalén internacionalizada. La resolución establecía: “La ciudad de Jerusalén se establecerá como un corpus separatum bajo un régimen internacional especial y será administrada por las Naciones Unidas”
El armisticio firmado luego de la guerra árabe-israelí de 1948 se estableció sobre la base de la línea de demarcación, llamada Línea Verde, fijada por el avance militar de ambas partes. Dejaba la parte oeste del lado israelí, mientras que la parte este quedaba en manos de Jordania, incluyendo la Ciudad Vieja. Entre los acuerdos que constituyen el armisticio, la resolución 303 de la Asamblea General de la ONU de 9 de diciembre de 1949 reafirmaba el estatuto internacional de Jerusalén tal como lo definía la resolución 181 de 1947.
En la Guerra de los Seis Días de 1967, Israel conquistó el sector oriental de la ciudad — Jerusalén Este— que estaba en manos de Jordania, anexionándola. El 30 de julio de 1980, Israel englobó en su legislación nacional ambas partes, oriental y occidental, proclamándola como su "capital eterna e indivisible" .
En agosto de 1980, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la Resolución 478, mediante la cual declaró nula la Ley de Jerusalén y aconsejó a sus estados miembros que situasen sus embajadas en Tel Aviv como medida de castigo por la anexión. En cuanto a los Estados Unidos, su Congreso aprobó una ley en 1995 que declaraba que “Jerusalén debe ser reconocida como la capital del Estado de Israel; y la Embajada estadounidense en Israel deberá establecerse en Jerusalén no más tarde del 31 de mayo de 1999”.
El 8 de diciembre pasado se conoció que las autoridades israelíes planean aprobar próximamente la construcción de unas 14.000 viviendas en Jerusalén, según reveló el Canal 2 de la televisión hebrea, aprovechando las declaraciones de los EEUU.
"La única manera de hacer frente a esta política sionista apoyada por EEUU es encendiendo una nueva intifada", subrayó Ismail Haniyeh (Hamas), durante un discurso en Gaza. El líder de Hamas ha llamado a un "día de la ira" tras conocerse la provocación norteamericana, que se convertirá según él en "el primer día de una Intifada contra el ocupante" para defender Jerusalén. Los palestinos han emprendido antes dos Intifadas (o levantamientos) contra Israel. La primera, entre 1987 y 1993, llamada la Intifada de las piedras, en la que murieron 1.162 palestinos y 160 israelíes. La segunda, entre 2000 y 2005, la Intifada de Al Aqsa, cuya mecha fue la visita del entonces líder de la oposición israelí Ariel Sharon a la Explanada de las Mezquitas en medio de la negociación sobre el futuro de Jerusalén en la cumbre de Camp David, lo que se interpretó de lado palestino como una grave provocación. Murieron en ella 1.063 israelíes y 5.516 palestinos. Desde entonces, se ha estado varias veces al borde de una tercera Intifada. La última vez que estuvo a punto de estallar fue el pasado verano, cuando Israel instaló detectores de metales para reforzar la seguridad en la Explanada de las Mezquitas, lo que se interpretó como un intento de trastocar el statu quo de la Ciudad Vieja de Jerusalén.
Tanto las declaraciones de Trump como las exhortaciones del sionista Netanyahu a que el resto del mundo se pliegue a reconocer la ciudad sagrada de Jerusalén como capital de Israel recibieron el rechazo mundial de parte de los pueblos árabes y del mundo como de los principales líderes políticos y religiosos (cristianos e islámicos). Incluso la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, ha declarado luego de reunirse con el presidente norteamericano: "Creo que se ha dado cuenta, escuchando a los ministros él mismo, de que hay unidad en la UE sobre esto y que la única solución realista al conflicto entre Israel y Palestina se sustenta sobre dos Estados con Jerusalén como capital de ambos".
Las protestas y enfrentamientos desplegadas por los palestinos en la Franja de Gaza y Cisjordania va en aumento y no parece tender a disminuir: El número de palestinos heridos en los enfrentamientos contra las fuerzas israelíes en Cisjordania y en la Franja de Gaza aumentó a 104, comunicó un representante de la Media Luna Roja, Erab Fuqaha.
Al mismo tiempo al menos cinco cohetes cayeron en la tarde del 7 de diciembre en el sur de Israel sin causar daños personales, dijeron fuentes militares israelíes. Los cohetes fueron disparados por milicias palestinas de la Franja de Gaza activando las sirenas de alarma en la zona fronteriza. Dos cohetes cayeron en la comarca de Eshkol y el tercero en la población de Sderot, junto a la Franja. Un cuarto cohete impactó en Shaar Haneguev mientras que un quinto cohete cayó dentro de la Franja, sin llegar a cruzar la frontera. Las Brigadas Salah al Din se responsabilizaron del lanzamiento de los cohetes indicando que eran su respuesta a la “agresión” contra Jerusalén del presidente Donald Trump.
Nuevamente, ante la política exterior imperialista de los EEUU, que quiere seguir manteniéndose como el gendarme internacional y asesino de los pueblos,  que alarga su mano para aumentar el genocidio contra el pueblo palestina con su aliado regional representado por el sionismo israelí, reivindicamos la lucha incansable del pueblo palestino por la defensa de su tierra contra las fuerzas de ocupación del sionista de Netanyahu.

Roberto Craviotto

Publicado en: 
Miércoles, Diciembre 20, 2017 - 23:45

Notas relacionadas

  • A tan sólo dos días para la votación del Senado brasileño, el presidente interino de Diputados, Waldir Maranhão, del Partido Progresista (PP), suspendió la votación del 17 de abril por la cual... Ver más

  • La prolongada guerra en Siria sigue siendo el escenario principal de maniobras de las principales potencias mundiales, mientras los pueblos de la región soportan las consecuencias de una... Ver más

  • Pueblos originarios contra la policía - Brasil

    A pocos días del comienzo del Mundial las protestas continúan su curso en las principales ciudades brasileñas. En San Pablo, la más populosa del país, una huelga de los trabajadores del subte hizo... Ver más