Persecución, impunidad y represión, todo en 24hs.

Cuando todavía los familiares y compañeros de Marcos Soria no han secado sus lágrimas por el asesinato de este militante barrial, la misma Policía de Córdoba y la Justicia provincial vuelven a atacar a la militancia y la juventud cordobesa, pisoteando las más elementales libertades democráticas.

Durante la mañana de este miércoles fue allanada la “Casa Cultural Libertad”, y detenidos cuatro de sus habitantes, tres mujeres y un hombre, a lo que se agrega otra persona detenida por la misma causa en Mendiolaza. Todo esto sin que medie ninguna orden judicial. Los cuatro compañeros fueron trasladados a la comisaría 1° supuestamente por el delito de “daño calificado”, y se supone que se los quiere hacer cargo de la aparición de un artefacto explosivo en un cajero automático la semana pasada, en oportunidad del aniversario del asesinato de Rafael Nahuel, a manos de la Prefectura Naval Argentina. Hasta la hora de publicar este comunicado los cuatro permanecían detenidos y se desconoce hasta cuando seguirán rehenes de esta farsa.

Al mediodía, los jueces de la Sala 5° de Tribunales Provinciales condenaron a 2 años de prisión en suspenso al Sargento Armando Martin Murúa, por el asesinato del niño de 13 años Lucas Rudzicz. Lucas fue fusilado por Murúa de un tiro en la nuca el 22 de diciembre de 2016, en barrio Müller. Cuando la indignación de familiares, amigos y organizaciones presentes se hizo sentir frente a los Tribunales II, la Policía desató una represión que terminó con dos compañeros del Frente de Organizaciones en Lucha detenidos en la comisaría 10°. Libertad para el asesino de Lucas, y una burla para su familia y organizaciones solidarias con la causa. Esa es la “justicia” para las clases explotadas y oprimidas en Córdoba y en Argentina, y al que se queje, prisión.

Ambos casos han recibido inmediatamente la solidaridad activa de numerosos compañeros y organizaciones hermanas, en la puerta de las comisarías y realizando cortes de calle en el centro de la ciudad. Cada día que pasa se suman motivos de peso para ganar las calles de manera unitaria y rebelde, para combatir la prepotencia de las autoridades policiales, judiciales y políticas que sostienen con mano dura un régimen antagónico con las necesidades e intereses del pueblo trabajador. 

Libertad inmediata y desprocesamiento a todos los compañeros y compañeras detenidas!

Basta de perseguir y criminalizar la lucha popular!

Justicia para Lucas Rudzicz y Marcos Soria. Castigo a sus asesinos

Unidad en las calles para tirar abajo este régimen de ajuste, entrega y represión

28/11/2018

PRML - Córdoba