Juventud Revolucionaria CHE | La marcha de gigantes de la juventud

Miércoles, 12. Junio 2019
JR CHE

"No deseamos jóvenes ¨especiales¨, sino aquellos salidos de entre los suyos, dispuestos a aprender al tiempo que enseñar; jóvenes que realicen una vida propia de su edad y que acumulen experiencia para ser capaces de entregarlo todo por el pueblo". (Fragmento de Carta a la Juventud, publicada en no transar, 1978)

La crisis económica sigue su curso y los desembolsos del FMI sólo prometen más penurias. Sostener al gobierno de Macri hasta octubre y garantizar un recambio ordenado es el principal objetivo. Por todos los medios el imperialismo yanqui quiere mantener la dependencia económica de nuestro país para apropiarse de los recursos naturales y superexplotar a los trabajadores.

A la par del deterioro de la situación, crecen la pobreza y la carestía de vida. Más del 50% de los jóvenes en el país son pobres. El cierre de fábricas, los despidos y suspensiones, la inflación y los bajos salarios, así como la flexibilización laboral atacan directamente el poder adquisitivo del pueblo y con ello las condiciones de vida.

La juventud  argentina tiene tradición de lucha, entrega y heroísmo. Protagonizamos el Cordobazo, combatimos a la dictadura, buscamos a los desaparecidos, combatimos el 19 y 20 Diciembre de 2001 y en el Puente Pueyrredón. Contra la ley previsional de Macri fuimos miles de jóvenes los que estuvimos en la primera línea de fuego. También nos organizamos contra el gatillo fácil; marchamos por la memoria de los pibes y las pibas de Cromañón, contra la impunidad y la precarización de nuestros espacios; buscamos a Luciano Arruga y hoy reclamamos justicia por su asesinato; seguimos luchando para que no desaparezcan más pibas por las redes de trata; peleamos para que la juventud pueda acceder a la educación, a la salud, al trabajo y tenga oportunidades y un futuro. Más allá de las derrotas siempre nos volvimos a poner de pie. Buscando el camino para abrir camino junto a los trabajadores, a la construcción de una sociedad justa, que sea digna de ser vivida.

La JR CHE es continuadora de estas experiencias. Mientras intentan confundirnos con el desfile de candidatos, nosotros sabemos que la única garantía de conseguir el bien estar del pueblo es con la movilización y la lucha.

En este sentido compartimos fragmentos de la "carta a la juventud" escrita en 1978 y firmada por Oscar Fleitas, publicada ese año en no transar.   

"A partir de Enero de 1976 nos dispusimos a trabajar para la construcción de una Juventud Comunista de carácter nacional, continuadora de la tradición combativa de la juventud argentina y en particular de la historia de los jóvenes comunistas que en este siglo contribuyeron a forjar nuestro camino.

Muy poco después el imperialismo y la oligarquía acunaban el golpe militar fascista del 24 de Marzo 1976. Días de sufrimiento y persecución se abrieron para las masas populares, incluyendo a su combativa juventud. Bajo la opresión de la dictadura, la juventud vio agravadas todas las trabas y fortalecidas las cadenas que le impone nuestra sociedad dependiente. El signo de la represión marca la vida de los jóvenes más que nunca: las limitaciones para estudiar se multiplicaron tanto en el orden económico como discriminativo, habiendo transformado el sistema educativo -secundario y terciario- en una verdadera cárcel gigante; La política de miseria para el pueblo exigió a los jóvenes trabajar prematuramente, bajo condiciones propias de la pérdida de los derechos sindicales y del incumplimiento de las leyes laborales; Los jóvenes campesinos vieron aún más distante la posibilidad de contar con tierra para trabajar y para establecer un hogar, al tiempo que comprobaron que se cerraban más las tenazas de los monopolios, de los grandes propietarios de la tierra, de los usureros y del trabajo familiar no remunerado; El acceso a la cultura, a la educación física, a la recreación, es cada vez más difícil, porque todo aquello que huele a espíritu científico, a libertad, a compañerismo y amistad, es visto por los generales fascistas como un acto de subversión. En suma, el joven es visto por la dictadura como un enemigo; Por eso es objeto de arbitrariedades, maltrato y represión injustificada.

La dictadura sabe que la juventud argentina es revolucionaria; tiene en cuenta la experiencia histórica y por eso usa el garrote al tiempo que cínicamente recurre a todo su aparato propagandístico, apelando a la juventud, para tratar de hacer de ella una masa dócil desinteresada de los asuntos colectivos, desganada frente a una cultura con una base científica, completamente apartada de la lucha revolucionaria e indiferente a ser protagonista en el destino de la patria.

Como es lógico todo ese aparato propagandístico es perdida de tiempo y dinero. No podrán doblegar la combatividad de nuestros jóvenes; no podrán lograr que se olvide la cuota de sangre y sacrificio que los jóvenes aportaron y aportan; no ocultarán que los campos de concentración y las cárceles están poblados en su mayoría de jóvenes. La juventud argentina cumplirá, como lo ha hecho siempre, un papel destacado, necesario, en la lucha por el derrocamiento de la dictadura...

Tenemos una gran lucha por la orientación política de esos millones de jóvenes;para que sacando lecciones del pasado, ese gran impulso juvenil sólo sea orientado en beneficio del objetivo de una argentina independiente, democrática y popular. Para que el odio que anida en los corazones juveniles contra el imperialismo, la oligarquía y la dictadura que los representa, pueda ser canalizado bajo la dirección del proletariado.

Por eso la JC adhiere al programa máximo de nuestro partido y a sus orientaciones políticas para el combate inmediato. La JC ve en nuestro partido al estado mayor de la clase obrera y dirigente de la revolución. Por ese motivo, la construcción de la JC es una tarea de nuestro partido y las dificultades de estos dos años y la responsabilidad por no haber avanzado más es sólo computable a nosotros, los comunistas y no a nuestros jóvenes camaradas. Nuestros jóvenes camaradas han dado ejemplos de abnegación, de consecuencia y de firmeza ante el enemigo. Estamos orgullosos de ustedes, de los que a diario movilizan a sus compañeros en las fábricas, en las escuelas, en los clubes, etc., de los que en las cárceles combaten y se educan de aquéllos que entregaron su vida.

La juventud comunista es una escuela en el amplio sentido  de la palabra para jóvenes de vanguardia, destacados en la lucha y deseosos de servir al pueblo y a la patria ¿Por qué decimos que es una escuela? Porque pretendemos que en la JC se eduquen hombres y mujeres que se liguen al trabajo revolucionario para el resto de su vida. Hombres y mujeres que aspiren a concretar un acto de libertad: llevar orgullosamente el nombre de comunistas.

Para eso se requiere que la JC eduque a sus miembros combatiendo a los enemigos del pueblo, pero formando a sus jóvenes... La Juventud es una escuela de marxismo leninismo. La ideología del proletariado, su concepción del mundo, su guía práctica para la acción revolucionaria. Adquirir una concepción revolucionaria solida, requiere estudio y mas estudio, práctica intensa y nuevamente estudio y más estudio.

Patriotismo e internacionalismo.  El conocimiento de nuestra historia, la crítica a la enseñanza oficial....es una necesidad inneludible para forjar revolucionarios. Aprender de la lucha del pasado, contra la dominación española, de los esfuerzos por sacudirse de nuevas dominaciones extranjeras , de conquistar la democracia para el pueblo y el progreso para nuestra patria...Al mismo tiempo la educación internacionalista  enseñará sobre la hermandad entre los pueblos y sobre las perspectivas del comunismo.

Necesitamos jóvenes que se capaciten en todos los aspectos, que sean buenos estudiantes, capaces de realizar una crítica del contenido de la enseñanza oficial; que dominen los oficios y se especialicen ; que estén de parte del progreso de la ciencia; que no desperdicien los años en que más se aprende. Queremos hombres y mujeres progresistas, aunque no todos sean comunistas mañana.

El Servicio al Pueblo. Queremos jóvenes comunistas que obtengan ese titulo entre los demás jóvenes, sus compañeros de trabajo, de estudio, de la actividad deportiva, de las diversas actividades culturales. Jóvenes unidos como carne y uña con el pueblo, en particular con los obreros y campesinos, capaces de compartir sus sufrimientos y su lucha, el dolor y la alegría.

Haremos progresos que permitan en amplia escala que los obreros revolucionarios de nuestra patria les confíen sus hijos."

Juan Pucará

Publicado en: 
Miércoles, Junio 12, 2019 - 23:00

Notas relacionadas

  • Desde principios de este año ya fallecieron cinco personas por dengue: dos en Capital Federal, dos en Salta y una en Chaco. En algunos de estos casos se leyó en los medios de comunicación que... Ver más

  • Gestamp

    La pelea de Gestmap concentró la atención del movimiento obrero no solo de la zona norte del Gran Buenos Aires, sino de toda el área metropolitana.
    La pelea de los trabajadores viene... Ver más

  • Carlos "Turko" Salas

    El pasado 1° de julio se realizó un acto para recordar al camarada Juan Carlos “Turko” Salas, quien fuera miembro fundador de Vanguardia Comunista y dirigente nacional del PRML al momento de su... Ver más