Escalada en la crisis coreana | Fuera las manos imperialistas

Jueves, 14. Septiembre 2017

El 3 se septiembre la República Popular de Corea del Norte realizó la detonación de una bomba de hidrógeno en un emplazamiento subterráneo con una potencia de 80-100 kilotones provocando un terremoto artificial de magnitud 6,3 en escala de Richter que se sintió tanto en Corea del Sur, la frontera de China y la ciudad Rusa de Vladivostok.
Como ya venimos señalando en números anteriores, el programa nuclear y misilístico que hace varias décadas viene desarrollando Pyongyang no debe ser analizado en abstracto ni desde apreciaciones ingenuas de la geopolítica y el nuevo orden mundial que quieren imponer las potencias imperialistas con EEUU a la cabeza.
Si bien hasta los últimos ensayos misilísticos, en el Consejo de Seguridad de la ONU, China y Rusia vetaron cualquier medida que pudiera exacerbar más aún el ambiente belicista y una factible intervención norteamericana. Esta vez la situación fue diametralmente opuesta.
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas acordó ampliar las sanciones contra Corea del Norte limitando sus importaciones de petróleo, para tratar de poner freno a su programa nuclear a través del ahogo a la economía y al pueblo norcoreano.
El voto fue unánime. La intención inicial de Estados Unidos era imponer un embargo total e incluir en la lista negra a su líder Kim Jong-un, buscando congelar sus activos. La solución final bloquea el comercio de productos textiles y de gas natural.
El Consejo de Seguridad ya había restringido en agosto las importaciones de carbón, hierro y mariscos de Corea del Norte
El bloqueo que logró aprobar los EEUU recortará los ingresos de Corea del Norte en 800 millones de dólares anuales, con el embargo a las exportaciones de textil. También indica que se reducirá un 30% el petróleo que se provee a Corea del Norte y un 55% en el caso de los productos refinados.
Pero lo notable fue el cambio en el posicionamiento chino y ruso ya que la resolución de la ONU fue votada por unanimidad. Las palabras del representante de Pekín en el Consejo de Seguridad dan cuenta de su posición: “El objetivo es garantizar la estabilidad en la península coreana. China está de acuerdo en que el Consejo de Seguridad de la ONU debe reaccionar adoptando las medidas necesarias", declaró el ministro chino de Relaciones Exteriores Wang Yi a los periodistas. Según él, "las sanciones y presiones" sobre el régimen de Kim Jong Un representan "la mitad de la solución", siendo la otra "el diálogo y la negociación”. No mueven a China la defensa de los intereses del pueblo norcoreano sino mantener bajo control político y militar una región a las puertas de su frontera.
Similar fueron las declaraciones del representante de Moscú en línea con las declaraciones del presidente ruso Vladimir Putin, que descartó que las sanciones sean la solución a la crisis pero, a los pocos días, afirmó que cree que el gobierno de su homólogo estadounidense, Donald Trump, está dispuesto a aliviar las tensiones en la Península de Corea.
Este acuerdo tácito de llevar adelante al ahogo económico al pueblo norcoreano no debe llamarnos la atención ya que ambos gobiernos – China y Rusia –, han llegado al poder tras sendas restauraciones del capitalismo en sus sociedades, y recorren aceleradamente su camino imperialista.
Entretanto, este jueves en Seúl docenas de personas resultaron heridas en enfrentamientos entre manifestantes surcoreanos y la policía en protesta porque el ejército de Estados Unidos colocó nuevos lanzadores en el sistema antimisiles de alta tecnología (THAAD) en una localidad del sur del país para reforzar el escudo misilístico y ampliando la presencia de marines en la península coreana. Relacionado con estos hechos China elevó protestas a los EE.UU. por el reforzamiento del escudo de misiles que se desplegará en las cercanías de sus fronteras.
Frente a las nuevas amenazas de intervención militar y al endurecimiento del bloqueo al pueblo de la República Popular de Corea del Norte ratificamos una vez más cuál debe ser el posicionamiento de los comunistas, los revolucionarios y los pueblos del mundo: Abajo el bloqueo económico a Corea del Norte, no a los aprestos intervencionistas de los EEUU, respeto a la soberanía de Corea del Norte.

Roberto Craviotto

Publicado en: 
Jueves, Septiembre 14, 2017 - 09:45

Notas relacionadas

  • TPP: Acuerdo para la hegemonía yanqui

    Desde la implosión que sufriera la URSS y la caída del muro de Berlín, los EE.UU. buscaron aprovechar su supremacía como primera potencia económica a nivel mundial, impulsando acuerdos... Ver más

  • Los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en la cumbre realizada en Gales

    Una vez implosionada la URSS, la razón fundante de la OTAN debió recrearse para justificar su existencia; en los últimos años, la “amenaza rusa” ocupa un lugar privilegiado en las prioridades del... Ver más

  • Del recientemente celebrado acuerdo nuclear entre las potencias, Irán ha resultado victoriosa ganando terreno en la zona y reacomodando su poderío político territorial. Venciendo en primer lugar... Ver más