En medio de la turbulencia regional | El camino de Palestina hacia su liberación nacional

Jueves, 8. Junio 2017

Publicamos a continuación una nota que recibimos de la compañera Liliana Córdoba Kaczerginski, co-fundadora de IJAN (Red Internacional Judios Antisionistas) y activista del BDS (Boicot, Desinversiones, Sanciones).
Lo hacemos en el entendimiento que nos acerca una visión, abierta a un franco debate, del momento actual de la larga lucha del pueblo palestino por su liberación y sobre acontecimientos recientes en esa región del mundo.

El torbellino avanza. Lo que fue, fue... y estamos ante un nuevo día. Los aliados-rivales en Siria hoy son enemigos enfrentados, como si solo la desaparición de Qatar, pudiera aliviar a la Casa de Saud y otras "casas" reinantes agrupadas en el Consejo de la Cooperación del Golfo (CCG). Derrumbar la Casa reinante qatarí es, según transluce para el CCG, allanar el rumbo hacia la fuente del "eje del mal", un estado donde no gobiernan dinastías colocadas por el otrora Imperio Británico. El gobierno de Irán debe su legitimidad a elecciones regulares y transparentes. A la monarquía saudí le es insoportable la "insolencia" de este pequeño reino que tiene unos ingresos enormes, que fue prácticamente construido sobre una capa de gas, con apenas 2 millones y medio de habitantes donde no se conoce el desempleo y con la renta per cápita más alta del mundo. Arabia Saudita, tiene cerca de 30 millones de habitantes, con una tasa de desempleo oficial del 12% y según ciertas fuentes, el índice correcto sería más bien de 25%.
Qatar se ha erigido en una potencia, no solo en su gran capacidad financiera, sino a través de los proyectos faraónicos y recibiendo a la Copa Mundial de fútbol para el 2022. Y además, según la mayoría de los miembros de la CCG la familia reinante qatarí ha osado subvencionar ampliamente al Hamas, partido gobernante de Gaza. Según se tiene entendido por los conocedores, Catar paga la factura de luz de la Franja y brinda ayudas diversas, vitales para la supervivencia palestina. Frente al ambiente regional que se calentaba, líderes de Hamas se vieron obligados a marcharse de Qatar. Para Netanyahu, Hamas no sólo es un movimiento terrorista sino también la encarnación de un grupo xenófobo al límite del nazismo. Sin embargo, en su nuevo documento político, la organización afirma que "Hamas rechaza la persecución de cualquier ser humano o la vulneración de sus derechos por motivos sectarios, religiosos o nacionalistas. Hamás considera que el problema judío, el antisemitismo y la persecución de los judíos, son un fenómeno vinculado fundamentalmente a la historia europea y no a la historia ni a la herencia de los árabes y de los musulmanes. El movimiento sionista, que ocupó Palestina con la ayuda de las potencias occidentales, es la forma más peligrosa de ocupación colonial, que ha desaparecido en la mayor parte del mundo y debe desaparecer en Palestina.". Así pues, a las palabras de Netanyahu se las llama manipulación del discurso, desinformación, postverdad, lo que es a todas luces un fraude.
El mundo palestino se dinamiza tras años de negociaciones que están más muertas que vivas, y que solo ofrecieron los frutos rancios de más y más acaparamiento de tierras y recursos por el ocupante, más y más violencia y humillaciones, más y más de genocidio lento (prácticamente, cada día lleva la pena de algún asesinato de palestino/a) con el objetivo de mortificar haciendo insoportable el cotidiano del pueblo ocupado. Varias respuestas se van dando desde la sociedad palestina a esta situación de inmovilidad diplomática. Puede ser que la más acentuada sea el movimiento BDS impulsada y liderada por el BNC (Comité Nacional de Boicot), que es un movimiento a escala internacional por el boicot de los productos israelíes y de sus instituciones (culturales, académicas, deportivas, diplomáticas) con una amplitud de éxitos inimaginables hace apenas unos años atrás. Un gran número de agrupaciones estudiantiles de numerosas universidades adhirieron al BDS, académicos, músicos como Roger Waters y Caetano Veloso, entre otros, además de instituciones como más de 70 ayuntamientos de España que se declaran espacios libres de apartheid israelí.
El alcance del BDS es tal, que está considerado como una amenaza estratégica por miembros del gobierno israelí. Es el momento que está vibrando para Palestina hasta que las instituciones mayores de la comunidad internacional adopten el boicot como sucedió con el fin del apartheid sudafricano.
Desde mediados del 2015 y ante la invasión y presencia cada vez más apabullante de colonos judíos en la Explanada de la Mezquita de Jerusalén, y tras la muerte de un bebé quemado por estos mismos colonos en Cisjordania, más la aceleración de demoliciones de habitáculos palestinos, aflora una resistencia individual que con armas domésticas atacan a colonos, soldados y policías. Una ola de asesinatos extrajudiciales es la respuesta de las autoridades militares del ocupante.
Entre los 6500 presos/as políticos palestinos en las cárceles israelíes, 1500 se lanzaron a una huelga de hambre el 17 de abril de 2017 y ayunaron durante 40 días. Fueron sometidos a una enorme presión de vejámenes y amenazas para alimentarse, pero resistieron y al final, a pesar de lo anunciado por las autoridades de que no negociarían, un acuerdo fue alcanzado como resultado de arduas negociaciones con el comité de presos políticos, con logros sustanciales en cuanto al cotidiano de la vida carcelaria pero sin obtener mejoras en las demandas políticas, como ser el fin de las detenciones administrativas o del confinamiento. En esta movida participaron presos de todo el espectro político y esta unidad, apreciada por una gran mayoría de palestinos, debe ser la base de una renovación de la lucha de liberación nacional. Sobre esto, la politóloga e historiadora Stephanie Latte escribió: "Esta huelga refuerza y cataliza así un frente de oposición amplia a la política de la Autoridad Palestina (AP), que divide a Fatah. La sociedad y una parte creciente de los cuadros de Fatah y de la juventud del partido se oponen a su política de represión de los opositores, las movilizaciones pacíficas y la resistencia, y a su cooperación en seguridad con Israel. Según un sondeo del Palestinian Center for Policy and Survey (PCPS), el 64% de los habitantes de Cisjordania y de la franja de Gaza deseaban en diciembre de 2015 el final de esta cooperación. El Movimiento de los Prisioneros y los representantes de todos los demás partidos demandan sin cesar que cese inmediatamente. Fervientes defensores de una línea arafatista, cada vez son más en el seno de Fatah los que declaran frontalmente su desacuerdo."
Es de primordial importancia la solidaridad internacional con los derechos inalienables del pueblo palestino, que está reuniendo más y más adeptos. El movimiento BDS se extiende. Partidos políticos de izquierda y sindicatos combativos, tras muchas vacilaciones, hoy unen sus voces a estas campañas. Asimismo, dentro de los colectivos judíos en diversos países, las críticas a las políticas estatales israelíes van en aumento, así como las adhesiones a los análisis y orientaciones antisionistas. En este tema, aún queda mucha energía a desplegar para sensibilizar a la opinión pública.
La estrategia sionista va de mano con la ofensiva reaccionaria neoliberal en el continente americano y por doquier. Recordemos cuánto empeño puso la máquina propagandística sionista para deslucir la imagen de Hugo Chávez, como otrora se empeñaron en comparar al ilustre líder de la lucha anticolonial en el mundo árabe, Gamal Abdel Naser con Hitler. Hoy por hoy, los estrategas israelíes y otros imperialistas se abocan enérgicamente para acabar con el eje de la resistencia a la hegemonía yanqui-saudí-sionista, encarnado por la lucha y la estrategia militar del Hezbollá con el apoyo iraní.
Los dados de la geopolítica de los poderosos giran y giran y los pueblos más unidos deberíamos hacerles frente ya.

Liliana Córdoba Kaczerginski
Co-fundadora de IJAN (Red Internacional Judios Antisionistas) y activista del BDS.

Publicado en: 
Jueves, Junio 8, 2017 - 16:30

Notas relacionadas

  • Detener la masacre  del estado fascista israelí

    El territorio de Palestina lleva 66 años de ocupación por parte de lo que conocemos como ‘Israel’. No sólo de ocupación sino de expulsión sistemática de la población originaria hacia afuera de las... Ver más

  • Desde el lunes 28 de julio al 1° de agosto pasados se desarrolló en la ciudad de Quito, Ecuador, el XVIII Seminario Internacional “Problemas de la Revolución en América Latina”, bajo el lema “El... Ver más

  • Los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en la cumbre realizada en Gales

    Una vez implosionada la URSS, la razón fundante de la OTAN debió recrearse para justificar su existencia; en los últimos años, la “amenaza rusa” ocupa un lugar privilegiado en las prioridades del... Ver más