Docentes PBA - Un cierre indigno

Miércoles, 12. Julio 2017

La lucha por la paritaria llegó a un acuerdo polémico entre Baradel y el macrismo.

El corriente mes de julio trajo novedades. En la mesa de negociación el gobierno de Vidal mostro una “nueva” propuesta. Analizando los números con imaginación y buena voluntad, la oferta es presentada un 27,4%, esto implica 3 puntos como recomposición del 2016, incluyendo dos sumas no remunerativas de 800 pesos por material didáctico (FONID).

Este supuesto número es en realidad un 21% dadas las cuotas y las sumas en negro. El peso que viene teniendo esta pelea, aun con un gran desgaste a cuestas, le hizo notar al PRO que era necesario salir de su intransigencia cerrada; así se llega a una oferta apenas mejor que las hechas en los meses anteriores, pero mejor al fin. Aunque desde luego, muy lejana respecto del pedido original del 35%.

Vidal le propone así un acuerdo a Baradel que va mucho más allá de los números salariales: al aumentar su ofrecimiento, la gobernadora pretende darle cierre al principal conflicto en la provincia justo antes de las elecciones primarias, buscando evitar un nuevo “no inicio” a la vuelta de las vacaciones; mientras que el sindicalista se puede alzar con un “triunfo” justo luego de haber revalidado la conducción de SUTEBA. Se trata de un cierre deshonesto para una lucha que desde el principio desafió el ajuste y el techo salarial del macrismo. Sin dudas, no fue este el camino de la conducción sindical.

La negociación se dio en el marco del Frente de Unidad Docente (seis gremios), que dieron a conocer la noticia tras acordar una ronda de “consultas” teñida con una clara intencionalidad de reemplazar los mandatos democráticos de las asambleas de base y dirigir la decisión de los docentes, presentando como una propuesta “superadora” a secas este nuevo porcentaje. Las asambleas fueron igualmente realizadas en varias escuelas de la provincia. Así muchos distritos (sobre todo opositores a la conducción provincial) se posicionaron firmemente en rechazo a esta propuesta.

Ahora queda por delante un largo camino para retomar el plan de lucha, tanto por salario como por la recuperación de descuentos que Vidal sigue justificando, contra el “Plan Maestro” que es una nueva imposición del gobierno, en defensa del IPS (Instituto Previsional Social) que ya está afectando jubilaciones actuales y porque se respeten los días de receso invernal que no son aleatorios ni caprichosos. No puede recaer en responsabilidad de la docencia recuperar días de paro que fueron de legítima lucha por causa del incumplimiento por parte del gobierno de la ley 13.552 que garantiza la discusión paritaria a nivel nacional.

Los espacios democráticos de definición dentro de los sindicatos, las asambleas y los cuerpos de delegados, siguen siendo la carta fuerte de la docencia, que a partir de la unidad de los sectores combativos debe empujar las iniciativas de base para no permitir que el macrismo avance ni que la burocracia negocie en paz. 

Ámbar Torres

Publicado en: 
Miércoles, Julio 12, 2017 - 23:15

Notas relacionadas

  • El pacto social que propone Alberto Fernández descansa sobre la voluntad de colaboración de la dirigencia sindical. La burocracia de la CGT ya dio muestras en esa dirección, haciendo caso al... Ver más

  • Trabajadores de Lear

    Razones concretas sobraban para que el 2014 cerrara en medio de una alta conflictividad social. Las preocupaciones –y advertencias del gobierno nacional– no eran infundadas. Los efectos del ajuste... Ver más

  • El principal problema que aqueja a los estatales es el salarial. Al igual que al conjunto de los trabajadores de nuestro país, las políticas de ajuste del gobierno de Cambiemos con tarifazos e... Ver más