Congreso de la FUBA I Una conducción paralizada

Jueves, 25. Mayo 2017

La lucha  estudiantil del período 2016-2017 convive con una parálisis de la conducción de sus órganos gremiales, especialmente las federaciones. La FUBA no constituye una excepción y el desarrollo de su Congreso extraordinario a fines de abril demuestra este punto de vista.

Convocado a 45 días del comienzo de las luchas docente y 15 días después de la huelga de la CGT, el Congreso ocurrió al margen de la situación de ofensiva popular y de la pelea salarial del movimiento obrero, que paradójicamente tiene a los docentes (iniciales, medios y universitarios) como protagonistas principales. En los últimos 15 meses los estudiantes indudablemente formamos parte de las luchas educativas contra el macrismo mediante clases públicas, asambleas, comisiones, movilizaciones y cortes de calle, muchos de ellos masivos. Sin embargo, la FUBA se limitó a declaraciones de apoyo y adhesiones a diversas convocatorias, mostrando una completa incapacidad y falta de voluntad política para organizar al movimiento estudiantil en un plan de lucha unificado regionalmente.

Las diferencias que separan a las organizaciones de la conducción (PO – Mella) explican superficialmente esta parálisis. Sus caracterizaciones opuestas -e incorrectas- en torno al avance de la derecha (Mella) y de la necesidad de enfrentar al kirchnerismo en primer lugar (PO) tironean a la FUBA en direcciones distintas. Sin embargo, las razones de fondo hay que encontrarlas en la táctica que ambos comparten, más concentrada en la disputa electoral-parlamentaria que en la lucha en las calles contra el ajuste.

El condimento del Congreso fue la propuesta del kirchnerismo (Campora /Nuevo Encuentro), que buscó negociar con la Mella para incorporarse a la conducción de la FUBA para “resolver” tal parálisis. Una verdadera farsa, y a los hechos nos remitimos: el único centro de estudiantes que dirigen (Sociales, con la UES-PJ) está completamente desmovilizado y al servicio del Rectorado.

En definitiva, otra convocatoria de la FUBA que pasó al margen de los estudiantes y sus luchas. Sin embargo, la intransigencia del ajuste de Cambiemos, el auge de luchas  y los reclamos urgentes de la educación pública nos ponen frente a la necesidad de trabajar por una nueva orientación para los Centros y las Federaciones, para que estos trabajen en dirección a hacer confluir al movimiento estudiantil con la ofensiva popular en curso para derrotar definitivamente los planes del gobierno nacional.

David Paz

Publicado en: 
Jueves, Mayo 25, 2017 - 19:15

Notas relacionadas

  • El día 29 de mayo fue convocado el Congreso de la FUBA, que una vez más no logró el quórum necesario para elegir sus autoridades. Tanto Nuevo Espacio (UCR-Lousteau) como las organizaciones... Ver más

  • Reproducimos el comunicado de la Juventud Revolucionaria Che en donde se describe la lucha contra el aumento del boleto en la ciudad de Rosario.

    Estudiantes, jóvenes, y trabajadores nos... Ver más

  • Las renuncias del vicerrector Darío Richarte y el decano de la Facultad de Cs. Económicas, Jose Luis Giusti, desnudan fisuras internas en la dirección de la UBA y abren una crisis que amenaza con... Ver más