Centenario de la Revolución de Octubre - Los tres primeros decretos del poder soviético

Sábado, 11. Noviembre 2017

Cuando Lenin apareció sobre el escenario de la sala del Congreso de los Sóviets fue ovacionado y sus palabras fueron: “Vamos a proceder a la construcción del estado socialista”. Los primeros tres decretos de la revolución reflejaban los anhelos por los cuales las masas obreras habían luchado desde febrero y que habían visto la claudicación del Gobierno provisional frente a los compromisos que había asumido frente al pueblo.
El Decreto sobre la paz
El decreto proponía, en nombre del gobierno obrero y campesino, a todos los pueblos y gobiernos beligerantes el comienzo de negociaciones dirigido a obtener una paz justa y democrática sin anexiones ni indemnizaciones. Particularmente llamaba a los obreros concientes de Francia, Inglaterra y Alemania que ayudaran a poner fin a la guerra imperialista. En febrero de 1918 comenzaron las negociaciones de paz con Alemania. Luego de los errores de Trotsky como Comisario de Asuntos Exteriores que rechazó tanto la postura de Lenin (firmar la paz a cualquier costo) como la de Bujarin (desarrollar una guerra revolucionaria) e inventó la formula “ni paz ni guerra” los alemanes retomaron su avance. La paz finalmente se firmó en marzo de 1918 perdiendo Ucrania y otras grandes extensiones de territorio.
El Decreto sobre la tierra
La propiedad de la tierra para los terratenientes se suprime de inmediato sin compensación. Tan sólo la tierra de los simples campesinos y los cosacos queda libre de confiscación. La propiedad privada de la tierra queda abolida a perpetuidad. Se concedió el derecho a cultivar la tierra a todos los ciudadanos del estado ruso sin distinción de sexo que deseen trabajarla para ellos mismos. La compra, venta, arrendamiento quedaron prohibidos así como el empleo de trabajo asalariado. Estas medidas favorecían al pequeño campesino independiente que cultivaba su parcela de tierra con su propio trabajo y el de su familia para cubrir sus propias necesidades. Este decreto retomaba las propuestas de los Socialistas revolucionarios que tenían mucha influencia sobre los campesinos.
El decreto sobre el Soviét de Comisarios del Pueblo (SovNarKom)
Se crea un Soviet de Comisarios del Pueblo como Gobierno Provisional Obrero y Campesino que gobernará el país bajo la autoridad del Congreso de todos los Soviets de Rusia y de su Comité Ejecutivo (VTsIK) hasta la realización de la Asamblea Constituyente. Los 16 miembros que ocuparon los cargos eran en su totalidad bolcheviques. Su presidente era Lenin, A. Lunacharski como Comisario de Educación, Trotsky como Comisario de Asuntos Exteriores, A. Rykov como Comisario de Asuntos Internos, Stalin como Comisario de las nacionalidades, A. Kollontai como Comisario de Bienestar Social (primera mujer en la historia mundial que fue ministra de gobierno) son algunos de los representantes del primer gobierno soviético más reconocidos. El Soviet de Comisarios tenía plenos poderes para sancionar todo tipo de decretos y normas de gobierno en el período que mediaba entre dos Congresos, sus decretos eran ratificados o rectificados por el próximo congreso.

Roberto Craviotto

Publicado en: 
Sábado, Noviembre 11, 2017 - 10:15

Notas relacionadas

  • Julio de 1936. España. Se sublevan los generales fascistas Franco, Sanjurjo, Queipo de Llano, Goded, y otros más encabezados por Mola contra el gobierno del Frente Popular de la joven República... Ver más

  • El Partido ante diciembre de 2001

    La rebelión popular de diciembre de 2001 abrió una nueva situación política en el país, cuyas consecuencias no lograron ser disipadas del todo por las clases dominantes, presidencia de Duhalde... Ver más

  • Este año, al cumplirse el vigésimo aniversario de la sanción de la Ley de Educación Superior (LES), el conjunto de las Universidades Nacionales tendrá la oportunidad de valorar no sólo el alcance... Ver más